Nota

Por primera vez alguien se toma el trabajo de hacer una lectura crítica de mi trabajo de autor en la web y me avisa cuando ya está lista. Patricia Van Caester se ha puesto a revisar, entrecruzar y comparar mi trabajo con su misión de cumplimentar su Especialización sobre Textos Críticos en la UBA 


Taller de Proyectos Mediáticos- Formatos de la Crítica


TRABAJO PRÁCTICO- Unidad 2


- Julián Rodríguez dirige un Taller de Fotografía en la ciudad de Mar del
Plata. Para dar a conocer su trabajo de autor, entre otros fines, ha creado una
página web: http://julianrodriguez.com.ar/.
Al comienzo nos encontramos con una presentación del artista, realizada en
tercera persona, es decir, como si fuera otro. Aquí podemos establecer una
relación con la identidad mutable de la que nos habla Goldsmith: Internet nos
da la posibilidad de crear una identidad verdadera u otra completamente
fabricada, un tipo de escritura posidentitaria. Al comienzo de la llamada parte
principal, Rodríguez escribe una frase que representa una constante en toda su
obra: “Si descubre algo que el autor desconoce, hágaselo saber por favor”. Es
decir que desde el principio establece una relación de interpelación con
quienes visitan su página o con quienes son sus espectadores, empleando la
posibilidad de interactuar que ofrece la red con un público reflexivo (Goldsmith).
Avanzando, leemos otros títulos: una Síntesis curricular, sus Principales
antecedentes laborales, su Perfil Profesional y sus Principales antecedentes en
la docencia. Luego aparecen los datos de Contacto. Toda esta información,
escrita en español y en inglés, conforma lo que se podría denominar un
curriculum clásico.
La obra de Rodríguez es muy rica y abundante. Ha escogido algunas fotos
pertenecientes a diferentes períodos (desde el año 2003 a la actualidad) para
exponer bajo el nombre de Obra. Generalmente las fotos van antecedidas por
una breve narración que las justifica (Los Buscas, El Cacerolismo Marpla,
Imágenes de una despedida, etc.).
En un ítem aparte dentro de la página, encontramos el blog que el autor
escribe. Adentrándonos en él, observamos también que responde a la
estructura básica del mismo: Entradas recientes, Categorías, Etiquetas.
La originalidad del blog consiste en el llamado casi permanente que el
fotógrafo hace a su público para que participe, y sea co-autor de la obra.
Veamos como ejemplo la “Convocatoria para NUNCA IRÁS A LA BANDERA”.
Allí Rodríguez, bajo el título de “El otro lado del éxito estudiantil”, llama a
estudiantes adolescentes o preadolescentes para concretar su proyecto de
autor. Les pide que posen los que tienen la seguridad de que nunca escoltarán
la bandera por su buen desempeño escolar, y a cambio- en una especie de
intercambio comercial relacionado con el consumismo de la sociedad actualles
ofrece seguir fotografiándolos una vez por año durante su etapa escolar e
incluso cuando termine ésta, para ver cómo avanza la vida de los que no
fueron ni serán elegidos. Aquí resulta evidente que el autor decide destacar a
su manera un hecho que es lo contrario de lo que es correcto o está bien visto,
demostrándonos así que tiene otro punto de vista acerca de determinados
valores comúnes.
En otra entrada, escribe una narrativa sobre una situación de carácter
policial, “Mataron a un tipo en la esquina”. A partir de la foto reflexiona sobre las
distintas respuestas o explicaciones que elaboró cada uno de los vecinos frente
a lo sucedido, cada cual armó su historia nos dice, y habla de los prejuicios que
encajan en forzadamente en la realidad. Y concluye : “ La obra de arte es todo
esto. El interés, la apatía, la sensibilidad o la capacidad analítica. La
información previa y las contradicciones internas del autor y del espectador.
Inclusive nuestra tolerancia a la incertidumbre. Las sensaciones, la
interpretación y la posible explicación de la obra sos vos”.
El hecho de poseer juicios ya formados con respecto a ciertas realidades,
forma parte de nuestra cultura, siguiendo la definición de Ladagga: “Qué es una
cultura? No es, simplemente un conjunto de ideas. Es un conjunto de ideas, sí,
más o menos articuladas, un patchwork más o menos bien tejido, pero también
un repertorio de acciones con que se encuentra al participante de una escena a
la hora de actuar” (Ladagga: 22).
Siempre está presente el otro para Rodríguez, un artista comprometido
con la realidad y la política que no ve el arte como una abstracción ni cree que
el mismo sea sólo para una élite. “#no mates al Estado” es el nombre de otro
proyecto fotográfico que se propuso retratar a trabajadores del Estado llevando
un cartel que anunciaba el mensaje de la campaña. También en esta
oportunidad, interesó a un grupo para que participara.
En otras convocatorias, se propone que sus lectores respondan “¿Qué es
la fotografía?” o bien que se expresen acerca de determinados temas como en
“Mar del Plata opina”, proyecto en donde personas de distintos ámbitos de la
ciudad responden a una serie de preguntas de interés general. El autor
también se comunica a través del Facebook y del Twitter, utilizando las
variadas formas de comunicación que le ofrece Internet.
Ladagga sostiene que “Es que la cultura de las artes se organiza en torno
a objetos o performance que aspiran a una movilización de la afectividad”.
(Ladagga: 38) Creemos que en la obra fotográfica de J. Rodríguez, este
parámetro se cumple con plenitud.


 


BIBLIOGRAFÍA


- Página web: http://julianrodriguez.com.ar


- GOLSMITH, K (2015) Escritura nocreativa. Gestionando el lenguaje en
la era digital, Caja Negra, Buenos Aires.
- LADAGGA, R (2006) Estética de la emergencia, Adriana Hidalgo,
Buenos Aires.
- Clases teóricas de la materia.

Comentarios